VALLE DE CURICÓ

El Valle de Curicó

Con una tradición vitivinícola que se remonta al siglo XIX, el valle de Curicó, es hasta el día de hoy una de las áreas vitivinícolas más veneradas, diversas y grandes de Chile. La región presenta una amplia diversidad de suelos de orígenes volcánicos y aluviales, con texturas francas y arcillosas, de diferentes contenidos y niveles de retención de humedad, lo que también permite elegir la condición de suelo más apropiada para cada variedad y con ello expresar su máximo potencial. El clima mediterráneo, de días calurosos con una radiación solar adecuada y también noches frías, proporciona la amplitud térmica necesaria para la obtención de uvas de calidad.

Fundo Sagrada Familia

Los viñedos del valle de Curicó, están ubicados en la cuenca del río Lontué, específicamente en el área de Sagrada Familia, que destaca por estaciones marcadas, veranos ligeramente cálidos e inviernos moderadamente fríos. Los hermosos viñedos de Sagrada Familia tienen una extensión de 300 hectáreas en áreas planas y lomajes, con plantaciones de 7 distintas cepas: Cabernet Sauvignon, Carménère, Merlot, Syrah, Pinot Noir, Sauvignon Blanc and Chardonnay, que son las cepas mas favorecidas para este clima. La pluviometría de 600mm anuales, concentrada principalmente en los meses de invierno, creando un vital equilibrio entre el vigor de las plantas y la producción de uvas sanas.