VALLE DE COLCHAGUA

El Valle de Colchagua

El Valle de Colchagua ha evolucionado en los últimos veinte años, desde una extensión tranquila de tierras de cultivo a ser una de las regiones vitivinícolas más prestigiosas y activas del país. La elevación relativamente baja de las colinas costeras permite que las brisas del Océano Pacífico interactúen con los vientos provenientes de la Cordillera de Los Andes, enfriando el valle y extendiendo el período de maduración de la región, lo que beneficia la preservación de la acidez en las uvas, generando tintos de excelente coloración, gran frescor y muy buena capacidad de guarda. La gran mayoría del vino que se producen en Colchagua son tintos, con una propensión particular a la producción de cepas Carménère, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Syrah.

Fundo La Lajuela

Justamente en el prestigioso valle de Colchagua, entre los valles de Apalta y Lolol, se encuentran nuestros hermosos viñedos en el micro valle de La Lajuela. El Fundo La Lajuela tiene una extensión de 400 hectáreas y en el centro, rodeado por un cordón de cerros, se encuentran 50 hectáreas de las más destacadas cepas tintas: Cabernet Franc, Carménère, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Syrah. Las suaves laderas alrededor de los viñedos provocan una maduración singular y profunda de la uva, que junto a sus variados suelos franco arcilloso, limoso y pedregoso forman un terroir muy particular. Veranos muy cálidos con brisas que vienen de la costa por las tardes e inviernos fríos con una precipitación anual de 450 mm, producen uvas sanas y complejas.